Sin título (ya lo pensaré)

Soy difícil,
soy más difícil de lo que crees,
dentro de mí existe una oscuridad
que no conoces,
que a veces escapa
y domina al mundo.
Luces y sombras que bailan
en mi interior
y música que me ataca,
que rebota en mis paredes
mientras sangran mis órganos internos
y la niebla se agolpa tras mis venas.
Hay días de ésos,
que sólo es tu presencia
lo que libera un rayo de sol
que traspasa mis ventanas
y arremete atrás,
hacia las paredes,
la oscuridad.
Podría pensarse
que cuando eres feliz
ya no tienes días de ésos,
ésos en que los abismos
implosionan hacia fuera
y la ciudad se vuelve
una informe masa gris
de canciones en mis oídos,
de palabras,
de éste fuego sin aire
que resuena en mi alma
y la empuja hacia dentro y hacia afuera,
que la sacude, que la empuja,
que la llena de humo
y a la vez la despeja.
A veces la sangre se me detiene
y el universo gira
demasiado deprisa
y demasiado lento a la vez,
y los reloges me acorralan,
y las palabras me acuchillan,
estoy en una habitación blanca
y está llena de salidas.
Después todo se expande,
se contrae y algo se libera,
las pupilas se dilatan
y las ideas se asientan,
los átomos que por mi piel se deslizan
duelen menos,
me sacudo como un gato
y es un día más que pasa,
que se diluye.
Y casi,
soy un ser de tantos
otra vez.

//Escrito por Atlanthis. Todos los Derechos Reservados. //

Anuncios

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s